La Procuraduría de la Administración es una institución del Ministerio Público que defiende los intereses del Estado y de los municipios, particularmente los de la Administración Pública; promueve la legalidad, la calidad y la ética en las actuaciones de los  servidores  públicos; brinda orientación ciudadana e impulsa la mediación comunitaria  para el desarrollo de una cultura de paz y la consolidación de un Estado democrático de Derecho.
La Procuraduría de la Administración aspira a ser reconocida como una institución de excelencia del sistema de administración de justicia y modelo para la administración pública y la ciudadanía, a través de una gestión de calidad, desarrollada dentro del marco  constitucional y legal, por servidores públicos altamente profesionalizados, eficientes y eficaces.